11 julio 2012

A Iraida, con amor

Sacúdete el follaje estival, la faja 
y arranca las plantas de la tierra caliente
de lo que te ha curtido el par de pies.

Suelta el abrazo de la progenitora muerta 
y pídele a los santos que te libren de la virginidad maternal.

Exprime agua santa de las nubes
para enjugar tu vulva reseca por tanta sal,
rellenala con lo poco que conoces de sonrisas
y pedacitos de todos aquellos que te han sabido amar.

Piensa que la soledad no es un karma,
velo como un privilegio que sólo pocos pueden alcanzar
para inundar de felicidad su alma.

Cierra la puerta y apaga la luz
(no le abras a nadie)
reúne a tus amigos, la araña, la cuija y el alacrán
viste de nuevo tu traje de jarocha
y zapatea hasta que te canses, 
hasta que puedas concebir el sueño tranquilo
dulce mujer de ultramar.

4 comentarios:

  1. Hola Mariana. Me gustó mucho esta entrada, supongo que se trata de otro hechizo o remedio como los que haz mostrado anteriormente en tu blog.

    Saludos, que tengas excelente día.

    ResponderEliminar
  2. Tal vez necesites un toque magico
    algo que en tu vida quizas te hara cambiar;

    ResponderEliminar
  3. ojala que ella encuentre ese toque mágico ... para que vuelva a vivir
    surrealista????
    todo en ella es surrealista :)
    gracias

    ResponderEliminar

Si hay la necesidad...DESEMBUCHA!